¿Cómo hacer un proyecto de ciencias para el colegio?

Preparar un proyecto de ciencias para el colegio permite a los niños aprender de una manera divertida, pero requiere de la ayuda, supervisión y acompañamiento de los adultos para evitar que termine en “fracaso” y frustración.

Aunque hay proyectos de ciencias para escolares muy conocidos, como construir un volcán, es relativamente fácil ir un poco más allá, realizando una propuesta basada en un problema que requiera una investigación y un trabajo experimental.

experimentos colegio

Este tipo de proyecto de ciencias para el colegio, más elaborado pero igualmente accesible y, sobre todo, muy didáctico, puede tener los siguientes pasos:

1. Elegir un tema. En la medida de lo posible es mejor que los niños escojan un tema que les interese. Para facilitar su implicación, es una buena idea plantear el proyecto de ciencias en forma de pregunta. Por ejemplo: ¿cómo podemos evitar que se estropeen los alimentos?

2. Redactar las primeras hipótesis. Siguiendo con el proyecto sobre los alimentos, no estaría mal dar una vuelta por la cocina y por un supermercado para ver cómo se presenta la comida. Es recomendable redactar las hipótesis usando un lenguaje sencillo, que sea fácil de comprender para los alumnos. Por ejemplo: los alimentos se conservan más tiempo si se guardan en el frigorífico o en una lata.

3. Buscar información sobre el tema. Si los niños buscan información en Internet es imprescindible la ayuda y supervisión de los adultos para evitar que se pierdan entre tanta información.

experimentos ciencia padres

4. Estudiar la información recogida y analizar nuestras primeras hipótesis. Es hora de revisar lo que redactamos en el punto 2 y comparar lo propuesto en un primer momento con la información que hemos encontrado.

5. Realizar un trabajo experimental que permita confirmar o refutar las hipótesis. Es importante anotar todo lo relacionado con el experimento y documentarlo con fotos o vídeos. Evidentemente la edad de los niños limitará el tipo de sustancias que se pueden usar en el trabajo experimental, pero igualmente hay muchas opciones para cada tramo educativo. Aquí os dejo un vídeo relacionado con el tema de la oxidación de la fruta:

6. Analizar los resultados del experimento y elaborar las conclusiones. Aunque este paso lo hagan asesorados por un adulto, lo ideal es que los menores saquen sus propias conclusiones a raíz de lo que han estado trabajado hasta el momento.

7. Preparar la presentación del proyecto. Podrá hacerse en diferentes formatos: póster, mural con fotos, dossier, vídeo, PowerPoint, Prezi… Lo ideal es que durante su elaboración se potencie el trabajo en equipo, la disciplina, el respeto y la empatía con el resto de miembros que puedan conformar el grupo.

Ánimo, ¡seguro que tenemos un futuro científico en el aula!

Por cierto, te recordamos que los coles juegan un papel fundamental apoyando a los cientos de niños hospitalizados que cada año participan en los talleres científicos de Cienciaterapia. ¡Entra en la web www.cienciaterapia.org/colegios o pincha en la siguiente imagen para ser un COLEGIO SOLIDARIO y ayudar a nuestros pequeños guerreros!

Entradas Recomendadas

Dejar un Comentario