Un niño de 11 años se rapa el pelo para apoyar a su abuelo con cáncer

El director de un centro escolar ha sabido dar una importante lección de vida a sus alumnos. Jackson Johnston, de 11 años, se cortó sus largos mechones rubios como apoyo a su abuelo, que padece cáncer y que había perdido su cabello.

Sin embargo, ante este bonito y entrañable gesto, el menor empezó a recibir burlas y críticas de algunos de sus compañeros, que le llamaban “calvo” y le gritaban: ¿Por qué te gusta el corte de pelo de un paciente de cáncer?

Ante tales hechos, la madre del pequeño llamó al director del centro para que intermediara ante las crueles burlas que recibía el menor. Fue entonces cuando el director de la escuela, al escuchar lo que había sucedido, tomó medidas y quiso dar una importante lección a todos los compañeros: se rapó delante de todos sus alumnos para, al igual que había hecho el pequeño Jackson, demostrar que no es nada malo no tener pelo.

En el siguiente vídeo se puede ver el momento del corte de pelo, tras el cual el director afirmó que “si alguien cree firmemente en algo, se tiene que poner en la piel del otro y mostrar su apoyo sin dudarlo”.

Entradas Recomendadas

Dejar un Comentario